real sociedad celebración donostia

COPA DE LA REINA. La final de la Copa de la Reina entre el Atlético y la Real Sociedad (1-2) acabó con una celebración por todo lo alto para las realistas. Donostia, junto a miles de aficionados blanquiazules, esperaba al equipo femenino con los brazos abiertos por conseguir una gesta única e irrepetible.

El 11 de mayo de 2019 quedará grabado para siempre en la historia de la Real Sociedad. Las campeonas recorrieron Donostia con su Copa para ofrecerla a miles de aficionados que, primero, esperaban en Zubieta, estadio donde habitualmente juegan las chicas de Gonzalo Arconada.

El autobús de la Real Sociedad llegó después a la Plaza de Gipuzkoa, donde más seguidores txuri urdines hicieron un pasillo a las campeonas hasta el interior de la Diputación. Entre aplausos, enseñaron la Copa desde el balcón a los miles de aficionados, tantos como en otros recibimientos anteriores al equipo masculino, que se encontraban allí con banderas y camisetas blanquiazules. La misma operación se repitió desde el Ayuntamiento.

Pero la fiesta no terminó ahí. A las jugadoras les esperaba Anoeta. Un estadio repleto de aficionados para ver el partido entre la Real Sociedad y el Real Madrid, acabó rendido al primer equipo femenino, que ofreció la Copa a todos los allí presentes. La peor parte se la llevó Sandra Ramajo, quien cayó desvanecida durante la celebración en Anoeta. Actualmente está fuera de peligro.

Donostia respondió por todo lo alto al primer título que gana la Real Sociedad femenina en su historia tras 15 años de vida. Además, es la primera Copa que gana el club donostiarra desde 1987.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.