Las gradas de los campos de fútbol son un cultivo de insultos y menosprecios constantes a todos los agentes implicados en el deporte. Y alguien, alguna vez, tenía que parar los pies a esta lamentable y antideportiva actitud.

La protagonista de esta historia es Roberta Echevarría, árbitra de fútbol en Argentina. Durante el partido entre UAI Urquiza y Racing de Avellaneda, la colegiada expulsó a un aficionado que la insultaba a ella y a las jugadoras.

Corría el minuto 5 de la segunda mitad cuando la árbitra se acercó a los agentes de seguridad que se encontraban junto al gradería y señaló a un hombre para que procedieran a su expulsión del recinto. Hasta que el personal de seguridad no ejecutó la orden, el encuentro no se reanudó.

Una acción que ha sido muy aplaudido en el fútbol argentino, empezando por las encargadas de retransmitir el partido entre UAI Urquiza y Racing de Avellaneda. Roberta Echevarría se ha convertido sin quererlo en un ejemplo a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar:

El fútbol femenino por fin tiene su convenio colectivo

El fútbol femenino español está de enhorabuena. Por fin, después de mucho…

Marta Carro subasta una camiseta a favor de la investigación de la esclerosis múltiple

Bonita iniciativa la que está llevando a cabo la jugadora del Valencia…