rapinoe

MUNDIAL 2019. El carácter luchador y reivindicativo de Megan Rapinoe, la autora de los goles de EEUU ante España en los octavos de final del Mundial (1-2), ha hecho perder la paciencia a Donald Trump. La extremo se negó a cantar el himno en el partido ante la Selección española haciendo indignar al presidente de EEUU.

Al comienzo del España-EEUU, Megan Rapinoe no cantó ni puso su mano sobre el pecho, tal y como manda el protocolo del himno estadounidense, como señal de protesta contra las políticas de Trump. La postura de la capitana de la Selección estadounidense no sentó bien al presidente estadounidense que calificó su acto como “poco apropiado”.

No es la primera vez que Rapinoe muestra su descontento hacia Trump. Ya en 2016, Rapinoe se unió a las protestas de Kaepernick contra la brutalidad y el racismo policial arrodillándose cuando sonaba el himno. Sin embargo, ahora la Federación obliga a estar de pie.

“Siento que soy una protesta ambulante. Siento que es una especie de desafío en sí mismo: ser simplemente yo y llevar la camiseta y representarla. Es una manera de decirle ‘jódete’ a cualquier forma de desigualdad o malos sentimientos que la administración pueda tener hacia las personas que no se parecen exactamente a él. Lo cual, Dios nos ayude si todos nos parecemos a él. Da miedo. Realmente aterrador. Inquietante”, declaró antes del Mundial en Yahoo Deportes.

No a la Casa Blanca

La californiana también dejó claro en una entrevista a Eight by Eight que no piensa acudir a la Casa Blanca en caso de que lleguen a conseguir su cuarto título mundialista el próximo 7 de julio en Francia. “De ninguna manera vamos a ser invitadas, no iremos a la puta Casa Blanca”, señaló Megan Rapinoe.

1 comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.