Aitana Bonmati
@AitanaBonmati

OPINIÓN. Emotiva carta de Aitana Bonmatí. “Voy a jugar la final sin botas, pero con el alma”. Así la encabeza. La azulgrana expresa sus sentimientos por perderse la final del próximo viernes ante Japón. Por culpa de la expulsión que sufrió ante Francia por una doble amarilla. Llegó tarde y derribó a una rival dentro del área. Nos ponemos en tu lugar. Nos imaginamos tu estado de ánimo. Rabia, frustración, una putada perderte el gran partido de un campeonato por un accidente. Eso fue lo que pasó.

No tienes qué justificarte. Tu imagen no está deteriorada ni dañada. Nadie te echará nada en cara ni te señalará. Todo lo contrario. No te escondiste. Lo diste todo para darnos la inmensa alegría de veros en una final de un Mundial. Has estado implicada en todo momento por la causa. Si hubieses sido egoísta no habrías tratado de cortar el avance de la jugadora gala. Eso denota tu grado máximo de implicación.

No eres una jugadora que atiza. Te ha tocado vivir una mala experiencia dentro de una maravillosa en general. Una anécdota. Una batallita para contar en el futuro. Debes hacer una lectura positiva. No queda otra. Pero que te quede bien claro que has aportado tu granito de arena para llegar a la final del Mundial y estar a 90 minutos de tocar la gloria. Y si ganamos, por supuesto que tu cuota de participación será real y palpable. Como también de las compañeras que no han podido disputar un minuto. Sois un equipo. Todas sumáis. Marcando goles, evitándolos, dando ánimos, fomentando el buen rollo en una concentración…

Ahora, no queda otra que darlo todo desde el banquillo.Si es que te dejan estar ahí. Apoyar, animar, arengar a las que estén en el césped y a las quien toque salir en el transcurso del partido. Perdona por el símil, pero mira el comportamiento de Cristiano Ronaldo en la final de la Euro 2016 con Portugal. Si no es el banquillo lo harás en la grada.

El viernes no te pondrás las botas, pero ya verás como te las vas a poner en más de una final. Con el Barça.Con La Roja. El futuro es tuyo y encima la salud de nuestro fútbol femenino es envidiable. Te vamos a ver en más de una final, ya verás. Y nadie duda de que pondrás siempre el alma. Eso nadie lo discute. La duda ofende.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.