terrassa veteranos
Terrassa FC

OPINIÓN. Impotencia, rabia… De nuevo, un acontecimiento sexista y machista ha tintado de negro el fútbol femenino. “Iros a la cocina, iros a fregar, sois unas mierdas, sois unas guarras” fueron algunos insultos que lanzaron varios jugadores veteranos del Terrassa Fútbol Club contra las futbolistas del equipo femenino de la misma entidad. Esto ya ha tenido consecuencias para ellos.

El partido de fútbol femenino que el pasado sábado disputaban el Terrassa B femenino y la EF Viladecavalls, del grupo 2 de Segunda División, acabó con otro episodio machista. La trifulca comenzó tras el gol del equipo visitante que supuso el 1-4. Los jugadores veteranos del Terrassa, que calentaban en las mismas instalaciones mientras se disputaba el encuentro, soltaron su ‘perlita’: “Salid ya del campo, que tenemos que jugar nosotros”.

Como no podía ser de otra manera, las jugadoras de ambos equipos y parte del público reprocharon esa actitud, y por si fuera poco, los jugadores contestaron con más y peores insultos. “Iros a la cocina, iros a fregar, sois unas mierdas, sois unas cerdas”, según recoge el acta de la árbitra, Alexima Mayer.

La tensión incrementó y el partido acabó suspendido en el minuto 75, cuando se formó una gran trifulca entre jugadoras, jugadores veteranos y entrenadores. Las futbolistas de los dos equipos, en modo de protesta, hicieron una sentada en el campo y desplegaron pancartas donde se podía leer: “Orgullosas”.

El club toma medidas

“Nuestros valores están muy alejados de la imagen que se dio. De ninguna forma podemos aceptar que se utilice la violencia para conseguir un fin, por más legítimo que sea”, asegura el club que retirado a su equipo de Veteranos de la competición “por considerar que las descalificaciones por insultos machistas son una falta muy grave”.

“Desde el Terrassa FC continuaremos trabajando hoy y siempre de una forma muy activa y enérgica por la igualdad. Nos hemos comprometido a avanzar en la construcción de una sociedad y un deporte que camine con un valores alejados de cualquier tipo de violencia, desde el respeto, el trabajo en equipo, la lucha, el esfuerzo y la superación y lo continuaremos haciendo”, añadió el comunicado del club.

También la RFEF y jugadoras del Terrassa, como Noemí López, han denunciado lo vivido durante el partido. “Parece mentira que estemos en pleno siglo XXI… Ayer dos equipos, jugando a lo que más nos gusta, tuvimos que aguantar comentarios machistas por parte de un equipo veteranos, muchos de los cuales son padres y qué lastima”, sentenció la joven. Desgraciadamente, el fútbol femenino sigue teniendo momentos como este que, por supuesto, no son aceptables en el mundo del deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.