sheila insulto andressa
LaLiga

OPINIÓN. El Rayo-Barcelona se vio manchado por una trifulca entre la fanjirroja, Sheila, y la azulgrana, Andressa Alves. Un ‘supuesto’ insulto racista, que niega rotundamente el club vallecano, desató la ira de la jugadora del Barça demostrando una de las imágenes más tristes y polémicas del fútbol femenino.

Andressa Alves perdió los papeles, tanto, que fue expulsada del terreno de juego en el 74′. La azulgrana alegó que recibió insultos racistas por parte de la jugadora del Rayo. Esto le hizo perder los nervios, pero de qué manera. Una reacción que lejos de dar ejemplo ensucia la imagen del fútbol femenino.

Contundente. El Rayo ha querido negar“rotundamente” en un comunicado las declaraciones de Lluís Cortés en las que aseguraba que la actitud violenta de la jugadora viene precedida de un “insulto racista durante el partido y eso es un tema muy grave que tenemos que erradicar entre todos”. No hay que quitarle importancia al insulto si, verdaderamente, así ha sido. Sin embargo, hay que recordar la situación. La árbitra del encuentro estaba cerca de la acción y lejos de dirigirse a Sheila, expulsó a Andressa.

Sheila García no ha dudado en expresar su inocencia en sus redes sociales. La delantera que, tras una acción toca la pierna de la jugadora contraria, negó haberse dirigido en términos racistas hacia Andressa Alves. Nadie oyó nada en esa acción que acabó con una reacción desproporcionada, injustificable e indefendible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.