Escándalo en el deporte francés. La patinadora Sarah Abitbol ha denunciado en su libro “Un silencio tan largo” los abusos sexuales a los que fue sometida por parte del que fuera su entrenador, Gilles Beyer, entre los años 1990 y 1992.

“Fue la primera vez que un hombre me tocó. Con 15 años sufrí el primer abuso sexual. Durante dos años le decías a mi madre ‘hoy voy a ser el canguro de Sarah para que podamos entrenar’. Y me violaste en el párking, en los vestuarios y en las esquinas y rincones de la pista de hielo que nunca pensé que existieran”, relata en su libro.

Estas revelaciones han levantado un gran revuelo en Francia y han provocado la dimisión del presidente de la Federación de Deportes de Hielo, Didier Gailhaguet, después de que le señalaron por su inacción ante los numerosos abusos sexuales dentro de su federación.

El testimonio de Sarah Abitbol es uno más de los que se han dado a conocer en el deporte galo en las últimas semanas después de que el diario ‘L’Equipe‘ publicara un reportaje en el que diferentes patinadoras, tenistas y nadadoras contaban sus episodios de abusos sexuales por parte de sus entrenadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.