LEVANTE. Ruth García se ha convertido en la heroína de Santi Cazorla. Y es que la defensa, además de ser la capitana del conjunto granota, es fisioterpeuta. Una labor que ha ayudado, y mucho, en la recuperación del futbolista del Villarreal. Ruth García se cruzó en la vida de Cazorla este verano, y desde entonces conectaron a la perfección.

Santi Cazorla sufrió un verdadero calvario en su carrera futbolístcia tras una lesión en el tendón de Aquiles. Llevaba más de dos años intentando recuperarse a través de varias operaciones. Después, se puso en manos del fisioterapeuta Juan Carlos Herranz y del preparador físico Arturo Martínez.

Y desde este verano, también en las de Ruth García, que no dudó en echarle una mano. “A Juancar lo conozco desde hace muchos años por el tema de la Selección, me explicó el caso de Santi y me dijo si podía ayudar, y era algo que a nivel personal y profesional era muy importante”, explica la defensa en un reportaje LaLiga.

Ser futbolista fue clave en la recuperación

Cazorla y Ruth García conectaron desde el primer momento. “Como es futbolista profesional te entiendes mucho mejor desde el primer día y fue muy fácil trabajar con Ruth, Juan Carlos y Arturo. Ellos saben que un futbolista necesita el balón y yo pasaba por muchos aspectos de la lesión donde era muy aburrido, aprender a caminar, aprender a utilizar músculos que estaban parados, pero de vez en cuando me tiraban un baloncito para engañarme y me iba mucho más feliz al hotel”, afirma el jugador del Villarreal al canal oficial de LaLiga.

La granota, natural de Camporrobles, solo tiene buenas palabras hacia el futbolista, destacando, sobre todo, su gran fuerza de voluntad. Es un ejemplo de superación, por supuesto. Santi a la gente que nos tiene alrededor todos estábamos con él a muerte y confiando 100% en que todo iba a ir bien. Pero él llegaba cada día con una sonrisa, quería más, entrenando quería más. Estaba muerto y lo daba todo. Y al final hay veces que te quejas de vicio”, confirmó.

Tras una larga recuperación, el camino de Villarreal y Levante en la Liga Santander se volvió a cruzar ayer, 4 de noviembre, en los terrenos de juego (1-1). Donde alguna vez Cazorla pensó que nunca volvería. “Pensé en muchas cosas. En todo lo que había pasado, en toda la gente que había estado peleando conmigo para volver a llegar a ese momento y luego está claro que esas pequeñas dudas siempre están en la cabeza. Pero una vez que entré a jugar me quité ese miedo, intenté disfrutar del momento porque había sufrido mucho para vivir ese momento”, sentenció el jugador.

Ruth formó parte del equipo que ha logrado recuperar la mejor versión del asturiano. Tras dos años de trabajo, operaciones… por fin, Santi Cazorla volvió a ser futbolista y vuelve a disfrutar de lo que más le gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar:
alba redondo granota

Alba Redondo, cada vez más cerca de vestir de granota

LEVANTE. Alba Redondo, actual jugadora del Fundación Albacete, podría vestir de granota…