Natalia Pablos
@LaLiga

RAYO VALLECANO. Sin cambios en el Caso Natalia Pablos. La delantera sigue siendo a todos los efectos miembro de la primera plantilla, con contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2020. La dirección deportiva del Rayo Vallecano, con Juanma Barroso al frente, poco más tiene que decir al respecto. Todo viene de arriba, de la cúpula de gobierno. De Raúl Martín Presa para ser exactos.

Los demás, meros observadores a la espera de noticias. Incluida la AFE, que ha asesorado a Natalia Pablos desde el principio y que confía en que todo se resuelva antes del inicio liguero. No hay novedades, dicen en la asociación, aunque confían en que futuros contactos entre el presidente del club franjirrojo y la futbolista solucionen un problema que no beneficia a nadie.

Al presidente, por la polémica que se está generando. A la jugadora, por motivos obvios. Quiere colgar las botas, dedicarse a la enseñanza y abandonar el Rayo Vallecano por la puerta grande, sin hacer dañó a nadie y sin perjudicar al club de sus amores. Martín Presa y Natalia Pablos están condenados a entenderse. Y en esas están, intentado entenderse para no llegar al inicio liguero con este problema a cuestas.

Un cargo dentro del club

Ellas.futbol publicó hace una fechas que el destino de Natalia Pablos podría estar dentro del organigrama técnico del club, como asesora de Irene Ferreras. Tiene experiencia y conocimientos para echar una mano a la nueva entrenador del Rayo, que afronta su debut en la Liga Iberdrola con un problema extra e innecesario.

Mientras, Natalia Pablos acude a entrenarse cada día como figura en su contrato. Como sin nada pasase, como en su primera temporada en el Rayo Vallecano, y a la espera de que su situación se arregle. La AFE confía en una pronta y beneficiosa solución para todas las partes. Ojalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.