salvador jaspe

ESPANYOL. Salvador Jaspe llegó al Espanyol procedente del Llagostera B, de Primera Catalana. Además, en su currículum también figuran clubes como Vilobí, CD Blanes, CF Tordera, Gironés Sàbat… y ha sido coordinador del FC Racing Blanenc y del CD Blanes. Jaspe conoce muy bien al club blanquiazul y es seguidor del mismo desde que jugó en su fútbol base.

Tras la dimisión de Joan Bacardit, el coordinador de fútbol femenino del Espanyol, Lauren, no dudó en ofrecer a Salvador la oportunidad de ser el nuevo entrenador. “Me llamó Lauren después del partido del EDF Logroño porque el míster había tomado la decisión de renunciar al cargo. Me dijo: “¿Te atreves a llevar el equipo?” Ellos conocen como trabajo y si en ese momento había esa necesidad yo no dudé en aceptar para sacar esto adelante”, confirma el Salvador Jaspe.

El nuevo técnico se atrevió con todo, pese a no haber entrenado a un equipo femenino profesional. Tan solo lo hizo a un equipo Benjamín durante un tiempo. “No he llegado a dirigir un equipo femenino a este nivel. Solamente he entrenado un grupo de Benjamín, pero tuve que meter a las niñas en un grupo mixto”. Más si cabe para tener un reto increíble por delante.

Actitud, concentración e intensidad

Jaspe es un experto en esto de salvar a sus equipos del descenso. Ya el año pasado salvó al Llagostera en diferentes categorías: Infantil, Cadete y Juvenil. Sabe lo que es vivir esos límites e intenta transmitir “tranquilidad y seguridad” a través de actitud, concentración e intensidad. “Si tenemos estas tres claves, podemos ganar un partido, pero si nos falta alguna, tenemos un problema por la intensidad que pide la Liga Iberdrola”, asegura el técnico en declaraciones a ellas.futbol.

Con objetivos claros. “Mi meta es que se sientan más seguras y salvar la categoría sí o sí. Quiero que tengamos un estilo de juego, un sistema… y que el equipo crea en ello sabiendo que tenemos unas virtudes y unos defectos que tenemos que corregir. No me ha dado tiempo a trabajar el aspecto psicológico que es muy importante”. Y es que según nos ha contado, sus chicas tienen la autoestima muy baja por el tema de resultados.

Para llegar a esa meta es esencial que las jugadoras crean hasta el final. “Estoy alucinando con el nivel que tienen las jugadoras. Para mi no hay tanta diferencia entre un equipo masculino y femenino. Estoy sorprendido del compromiso que tienen las chicas. Siempre están receptivas. Si lo llego a saber entro antes”, asegura.

Su próximo rival será el Granadilla Egatesa en unas horas (19:30 horas). El Espanyol tendrá que enfrentarlo con la ausencia de Berta, lesionada, y de Elba, que no jugará por acumulación de tarjetas. “El equipo tinerfeño es un buen grupo, muy unido, y la mitad del campo hacia arriba son muy verticales, muy directas, el balón parado lo tienen muy trabajado, saben dónde tienen que ir… va a ser complicado”, por lo que salir rápido a las contras será clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.