Natalia Gaitán
@NataliaGaitan3

VALENCIA. A veces, el fútbol puede ser muy injusto, sobre todo en el tema de las lesiones. Es el caso de la grave dolencia que sufrió la jugadora del Valencia Natalia Gaitán. No solo le ha mantenido siete meses fuera de los terrenos de juego. También le costó su billete a la Copa América de Chile 2018 con la Selección colombiana. Una cita en la que habría sido fija, ya que es una pieza clave en la medular del combinado cafetero.

Natalia Gaitán ha lamentado no haber podido recuperarse a tiempo, aunque ha afirmado en la radio del Valencia que estuvo a punto de conseguirlo: “Por desgracia, me faltaron solo un par de semanas“. Aun así, no deja que el contratiempo se afecte y se muestra motivada de cara al futuro y unida a sus compañeras de Colombia en la cita americana, aunque no esté presencialmente: “Mi corazón y mi cabeza están con mis compañeras“.

Unos ánimos que seguro han podido recibir, ya que la selección cafetera goleó por 7-0 a Uruguay en su estreno en la competición. Un inicio inmejorable que da buenos augurios de cara al objetivo de lograr su primera Copa América. Tras dos terceros puestos consecutivos, quieren subir un peldaño más y llevarse un trofeo acaparado por Brasil, que ha ganado seis de siete. Colombia es uno de los candidatos a terminar con su dominio.

A pesar de no haber podido volver a estar con sus compañeras de selección, hay alguien es su club con quien Natalia Gaitán se siente como en casa. Se trata del jugador del equipo masculino del Valencia, Jeison Murillo, tambén colombiano y con quien tiene muy buena relación: “Siempre es muy amable cuando nos encontramos en Paterna. Con él se siente ese calor de casa que siempre es bueno tenerlo cuando estás lejos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.