Femarguín
CD Femarguín

FEMARGUÍN. Agárrese, querido lector, que vienen curvas. O goles, mejor dicho, pues vamos a hablar del único equipo de los 112 que compiten en Segunda división que cuenta sus partidos por victorias. Pero más llamativo es su balance anotador: 222 goles después 24 encuentros disputados en el grupo VI. ¡Increíble! Se trata del CD Femarguín, líder absoluto de la zona grancanaria.

No hay duda de que el equipo entrenado por Adrián Jiménez es uno de las candidatos al ascenso a Primera división, objetivo que no pudo lograr la campaña pasada por culpa del Sevilla. Fue un curso magnífico, no obstante, con 27 victorias en la competición regular y 230 goles anotados. No pudo finiquitarlo con el cambio de categoría, ¿será este año? “Soy optimista, aunque me gusta tener los pies en el suelo. A las chicas les digo que hay que ir partido a partido, y no mirar mucho más allá”, reconoce el técnico.

Mucha pegada

Un mensaje que ha calado hondo en el vestuario del Femarguín. Ir poco a poco, aunque los números inviten a dejarse llevar. “Ojalá sea el año del ascenso. La verdad es que las sensaciones que tenemos son muy buen”, admite Celia Ruano, responsable de 69 de los 222 goles del equipo. Ni que decir tiene que la delantera es imprescindible en el dibujo del preparador, aunque no la única. “Tenemos mucha pegada, con grandes jugadoras en la zona de arriba”, comenta Adrían Jiménez.

Y no solo las sensaciones son buenas, también las estadísticas. “¿Secreto? Somos un equipo compacto y unido, que lleva varios años trabajando junto. Pero la clave de todo está en las ganas que tenemos de subir a Primera. Creemos en lo que hacemos, estamos invictas y hemos hecho muy buenos partidos. Ya queda menos”, reconoce Celia Ruano, la futbolista franquicia del club que preside Miguel Ángel Sánchez ‘Miki’.

75 goles como objetivo

El éxito o el fracaso puede estar en sus botas, al ser la máxima anotadora del Femarguín. Lleva 69 goles. Una cantidad increíble, pero que no es nueva para Celia Ruano. Ya marcó 80 en la temporada 15-16, una cifra que se puso como objetivo para la presente campaña. “No creo que llegue porque quedan pocos partidos y me he perdido varios. Quizá pueda llegar hasta 75, que no estaría nada mal, aunque lo importante es que el equipo gane y logre el ascenso a Primera”, admite.

No hay duda de que Celia es un peligro, y hay muchos rivales que pueden dar fe de ello. En especial dos: Castillo y Yoñé Garita. “Les metí nueve a cada uno. También ha habido partidos en los que no he marcado”, asegura, al tiempo que recuerda la insistencia de las rivales a que se esté quieta. “Siempre me dicen cosas. Que paré, que no metas más goles, que me salga… Son bromas con buena intención, pero yo… ni caso”. 

Con la zurda o con la diestra, da lo mismo

¿Y cómo lo hace? “Tengo potencia, velocidad y, aunque soy diestra, la pego bien con las dos piernas. Diría que soy una rematadora que solo ve portería. También te digo que no me gusta bajar, ni defender, pero…”, confiesa la delantera del Femarguín, que la temporada pasada marcó cinco goles con el Tacuense en Primera división.

El conjunto tinerfeño será, casi seguro, rival del Femarguín en la fase previa a los playoffs de ascenso a la Liga Iberdrola. “Primero nos enfrentamos los equipos de Canarias, y el que pase lo hará con los mejores de los otros grupos de Segunda. No será fácil, pero tenemos muy buenas sensaciones“, concluye. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.