REGLAMENTO. Un campo de fútbol, según el reglamento vigente, tiene que medir entre 100 y 110 metros de largo y entre 64 y 75 de ancho. En este artículo nos centraremos en esta segunda dimensión y en lo que sucede cuando en un partido el balón supera por completo la línea de banda que delimita el terreno de juego.

Es el llamado saque de banda y se trata, sin ninguna duda, de una de las circunstancias que más se dan en un partido, y en la que, curiosamente y sin que el árbitro las sancione, se suelen cometer más irregularidades.

Y es que, por sorprendente que parezca, ni siquiera todos los jugadores conocen las mínimas normas que la FIFA aprobó en su día para efectuar correctamente un saque de banda. Y mucho menos los aficionados de los equipos. Obviamente, y a diferencia de lo que ocurre por ejemplo en el fútbol sala en el que se realiza con el pie, el saque de banda en fútbol se hace con la mano; en este caso con las dos.

Para hacerlo, el jugador ha de situarse frente al terreno de juego, ha de tener una parte de los pies sobre la línea de banda o en el exterior de la misma y ha de lanzar el balón desde detrás y por encima de la cabeza.

Son los dos asistentes del árbitro principal los encargados de indicar que la pelota ha salido por completo de la línea de la banda y, en función de la dirección del banderín, cuál es de los equipos el que ha de retomar el juego. No siempre está claro el último jugador en el que ha impactado el esférico antes de superar la raya de cal y ni siquiera si ese balón la ha superado en su totalidad.

Por ejemplo, en la última eliminatoria que jugó el Real Madrid esta temporada en la Champions League, nadie supo a ciencia cierta, ni siquiera el VAR, si el balón que dio origen al tercer gol del Ajax había salido por completo. Para que eso suceda es la proyección de la circunferencia del balón en el suelo la que ha de estar fuera. Por eso, las primeras apariencias pueden ser erróneas.

Un jugador debe de sacar de banda en el punto justo por el que ha salido el balón del terreno de juego. Ni más adelante, ni más atrás. Y esto tampoco se cumple en la mayoría de las ocasiones. Es el árbitro principal el que indica el lugar exacto y es él quien puede sancionar si el saque de banda está mal realizado o en un lugar que no corresponde con el indicado. En ese caso, el balón pasa al equipo contrario, que ha de efectuar el saque desde el punto concreto.

Todos los jugadores de un equipo, incluido el portero, pueden volver a poner en juego el balón desde la banda. Para ello, podrá abandonar su portería y realizar el saque.

Una de las particularidades más interesantes del saque de banda en el fútbol es el que tiene que ver con el fuera de juego. Nunca, y hay que repetir lo de nunca las veces que sean necesarias para que lo sepan todos los aficionados, puede haber fuera de juego cuando el balón llega desde un lanzamiento de fuera de banda. Otra particularidad es que tampoco se puede conseguir un gol de forma directa desde una situación de fuera de banda. El portero, por tanto, puede dejar que el esférico entre en la portería si ningún jugador ha tocado el balón después de un saque de banda.

Cómo realizar el saque de banda. Distintas técnicas

Hasta hace no muchos años era habitual la imagen de un defensor pegado prácticamente a la línea de cal y saltando para tratar de obstaculizar el lanzamiento de un saque de banda. La última revisión del reglamento de la FIFA estableció que todos los adversarios deberán permanecer a una distancia que no sea inferior a 2 metros del lugar en que se ejecuta el saque de banda.

No siempre se sacan igual todos los saques de banda. Respetando, eso sí, el Reglamento de la FIFA, el jugador puede sacar tomando carrerilla o de parado, e incluso, realizando una voltereta previa como intentó un jugador iraní en el partido que enfrentó a su selección contra España en el pasado Mundial de fútbol de Rusia. Aquella jugada concluyó en un fallo clamoroso, no ocurre lo mismo en los espectaculares saques de banda que realiza la jugadora brasileño-estadounidense Leah Fortune, que milita actualmente en los Orlando Pride la NWSL.

Independientemente de la forma en el que se efectúe, lo que sí que es importante para conseguir un buen efecto a partir de un saque de banda es la fuerza que el lanzador tenga en sus brazos.

Referencias

  1. http://www.fifa.com/mm/document/afdeveloping/refereeing/law_15_the_throw_in_en_47365.pdf
  2. http://www.fifa.com/mm/document/afdeveloping/refereeing/law_15_the_throw_in_en_47365.pdf
  3. http://www.fifa.com/mm/document/afdeveloping/refereeing/law_15_the_throw_in_en_47365.pdf
  4. http://www.fifa.com/mm/document/afdeveloping/refereeing/law_15_the_throw_in_en_47365.pdf
  5. http://www.fifa.com/mm/document/afdeveloping/refereeing/law_15_the_throw_in_en_47365.pdf
  6. http://www.soccer-training-info.com/how_to_do_flip_throw_in.asp
  7. http://www.active.com/soccer/articles/the-art-of-the-flip-throw
  8. http://athletics.ithaca.edu/coaches.aspx?rc=999&path=msoccer

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.